Español

Español

La peor cita de mi vida

  • Gracias por acompañarme a la puerta.
  • Claro. ¿La pasaste bien esta noche? (Did you have a good time tonight?=
  • Para ser honesta…no. Botaste soda sobre mi vestido.(You spilled soda on my dress)
  • Discúlpame.
  • Después, te reíste de mi cabello.
  • Yo no me reí. Solamente dije que es como el de mi abuela.
  • Luego te comiste mi postre.
  • ¡Estaba delicioso!
  • No sé… No pude probarlo. ¡Te lo comiste todo!
  • Bueno, ¡tú estabas hablando con el mesero!
  • Él era mi hermano.
  • Ah… Perdón.
  • ¿Sabes qué? No quiero verte de nuevo. Esta fue la peor cita de mi vida.
  • Me parece bien. Espera un segundo… ¿Ese es un perro allá en tu ventana?
  • Sí.
  • ¡Me encantan los perros! Yo tengo dos.
  • ¿De verdad?
  • Sí. ¿Nos vemos mañana en el parque? Nuestros perros pueden jugar juntos.
  • ¡Qué buena idea! Te veo luego.(See you later)
  • ¡Paso por ti a las diez!(I pick you up at ten)

Bellas artes

  • ¿Tienes tu dibujo, Sofía?
  • ¡Sí, abuela! Quizás puedo poner mi dibujo en el museo…
  • Es un dibujo muy lindo(beautiful), Sofía, pero solo los adultos tienen dibujos en el museo. ¿Te gusta esta pintura?
  • Sí, tiene muchos colores. ¡Como mi dibujo!
  • ¡Shhh! Silencio, Sofía.
  • ¿No ves que molestas al señor?
  • Para nada, señora. No me molesta. ¿Puedo ver tu dibujo? Tienes mucho talento, jovencita. Yo creo que tus dibujos pueden estar en un museo.
  • Eso es muy amable señor, pero no es necesario decirle eso.
  • No estoy siendo amable. Yo reconozco a un buen artista cuando lo veo. Por ejemplo, ¡esa pintura es mía!

Sigue las flechas

  • Marcia, estoy preocupada.
  • ¿Qué pasó?
  • Vine al trabajo de mi mamá. Pero ella no está aquí. El edificio está vacío(empty).
  • ¿La llamaste?
  • Sí, pero no contesta. ¡Ah no! ¡Se fue la luz(the lights went out)!
  • ¡Ay no! ¡Qué peligroso!
  • ¡Yo sé! Todo está muy oscuro(dark). ¡Y yo no puedo salir! ¡La puerta está cerrada con llave!
  • ¡Ay no! ¿Qué vas a hacer?
  • No lo sé… Pero veo algo extraño. Hay flechas(arrows) en el piso.
  • ¿Flechas?
  • Sí, van hacia abajo(They head downstairs). Creo que las voy a seguir.
  • ¡No! ¡Puede ser peligroso!
  • Pero quiero saber qué está pasando. ¡Mi mamá puede estar en peligro!
  • ¡Ten cuidado por favor!(Be careful please)
  • Está muy oscuro acá abajo.(down here)
  • Y escucho sonidos extraños. ¡… gente cantando! ¿Están cantando… “Feliz cumpleaños”?
  • ¡SORPRESA! ¡Feliz cumpleaños, Pamela! ¡Ahora vamos a disfrutar la fiesta!

La carta perdida

  • Isabel visita una venta de garaje y decide comprar un libro. La señora que lo vende le dice que el libro era de su esposo. Isabel regresa a su carro y mira una carta que sale del libro. Ella abre la carta y lee. Un hombre le escribe a su amiga, Gabriela. Él le pregunta con quién debería casarse: Mónica o Samanta. Mónica es responsable y Samanta es divertida. Él espera que Gabriela lo ayude a decidir. Isabel sonríe. La señora debe ser Mónica o Samanta. ¡Ella quiere saber con quién se casó este hombre! Entonces, Isabel regresa a la venta de garaje. Ella encuentra a la señora y le pregunta: “Disculpe, ¿me puede decir su nombre?” Isabel está ansiosa por escuchar la respuesta. La mujer sonríe y le dice: “Me llamo Gabriela”.

Capítulo dos

Mónica llama a su mejor amiga, Carol, desde su nueva oficina.

  • ¡Hola, Mónica! ¿Cómo va tu primer día en tu nuevo trabajo?
  • Estoy nerviosa. No sé si puedo hacer esto. No he trabajado desde que Gabriela nació.
  • Estarás bien.
  • Tengo que aprender muchas cosas nuevas. Creo que esto fue una mala idea.
  • Gabriela se fue a la universidad y tú ya estás divorciada. Es hora de empezar el capítulo dos de tu vida.
  • No sé.
  • ¡Puedes comenzar de nuevo!
  • ¡No puede ser! ¡Es él! ¿Por qué tiene que trabajar aquí?
  • ¿Quién? ¿Tú exesposo?
  • No, es Pablo, un amigo de mi ex. Yo no sabía que trabajaba aquí.
  • No hay problema. Tú no tienes que explicar nada.
  • Pero Arturo les dijo a sus amigos muchas mentiras(lies) sobre mi…
  • Solo ignóralo.
  • Eso será difícil.
  • ¿Por qué?
  • ¡Él me acaba de saludar y viene para acá!

Mónica, una mujer divorciada, hablaba por teléfono en su nuevo trabajo. Luego vio a un amigo de su ex-esposo.

  • Hablamos luego, aquí viene.

Mónica termina la llamada y Pablo viene para hablar.

  • Hola, Mónica. ¡Qué bueno verte!
  • ¡Qué bueno verte a ti también!
  • ¿Cómo está Gabriela?
  • Bien. Ella empezó la universidad.
  • ¡Muy bien! Y… ¡qué bueno que trabajas aquí!
  • Hace tiempo que no trabajo.(It´s been a while that I don´t work)
  • ¡Tranquila! Yo le dije a tu supervisor que eres muy organizada.
  • ¿Ah, sí?
  • Sí, te irá muy bien aquí. ¿Todavía hablas con Arturo?
  • No, no hablamos mucho ahora.
  • Arturo me cae bien, pero es una persona difícil.
  • Bueno, sí… jejeje.
  • Aquí estoy si necesitas algo.
  • Gracias.

Pablo se va. Mónica llama a Carol.

  • ¿Carol? ¡Creo que es hora de escribir el capítulo dos!

El amor está en el aire

  • ¡El día está precioso!
  • Es perfecto para un día de campo, ¿verdad?
  • ¡Definitivamente sí!
  • Gracias por invitarme, José.
  • Este es tu oportunidad para relajarte y comer algo delicioso.
  • ¡Quizá tú deberías poner en práctica ese mismo consejo!
  • ¿Qué quieres decir?
  • Es que no dejas de ver tu reloj…
  • ¿En serio, eso hago? Ah, bueno, es que el pronóstico del tiempo decía que posiblemente llovería a eso de la una de la tarde…
  • ¿De verdad? ¡Pero no hay ni una sola nube en el cielo!
  • ¡Lo sé! Quizá se equivocaron.
  • No importa, comamos. Traje ensalada, emparedados y galletas de postre.
  • En un día como este, ¡deberíamos comer primero el postre! Yo me comeré una galleta, por favor.
  • ¿Hola? ¿José?
  • ¿Qué? Lo siento…¿Qué deseas comer?
  • Está bien, ¿pero qué sucede?
  • Has estado actuando de manera extraña desde que llegamos. Tú ves tu reloj y luego miras al cielo. Abajo y arriba. ¿Realmente te preocupa el clima?
  • No. Es solamente que…
  • Espera. ¿Escuchas eso? Se oye algo como un avión…
  • Te tengo que decir algo…
  • ¿Qué pasa José?
  • Mira hacia arriba.
  • Ese avión está escribiendo algo en el cielo. Dice: ¨Te…amo…, Pamela¨. Espera. Tú…
  • ¡Eso es lo que te queía decir!

Un nuevo plan de vida

  • Jacobo conduce hasta el apartamento de Diego y suspira. Él se pregunta cuántas veces más tendrá que ayudar a su amigo. Él sale de su auto y toca a la puerta de Diego:¨Diego. Soy yo. Ábreme¨. No hay respuesta. Jacobo toca más fuerte a la puerta y grita:¨¡No contestas el teléfono! ¡Abre la puerta!¨. Jacobo usa su llave de repuesto para abrir la puerta del apartamento de Diego. Él abre la puerta, entra ¡y se queda impactado! ¡Los ladrones entraron al apartamento! Los muebles están tirados y todo está desordenado. Jacobo grita:¨¡Diego! ¿Estás aquí? ¡Diego!¨. Jacobo busca a Diego en el dormitorio, pero no está. Con miedo, Jacobo saca su teléfono y llama a la policía. ¿Será que secuestraron a Diego o quizá le pasó algo peor? Él empieza a explicarle el problema a la policía. Sin embargo, mientras habla, él mira con cuidado el dormitorio. La laptop de Diego está en el sofá. Su televisor está allí. Sus esquíes están en la esquina. Los ladrones no han entrado al apartamento de Diego. Él simplemente no ha limpiado el lugar durante mucho tiempo. Jacobo le dice a la policía que él se equivocó y que en realidad los ladrones no entraron al apartamento. Él cuelga. Él mira alrededor de la sala y ve cajas de pizza vacías cerca de un control de videojuegos. Jacobo vuelve a suspirar. Su amigo ha estado jugando muchos videojuegos y comiendo mucha comida rápida. Él supo que Magalí, la novia de Diego, terminó con él hace una semana. Pensaba que Diego estaba bien, pero estaba equivocado. Él mira alrededor buscando alguna pista que le indique en dónde podría estar Diego. Él encuentra algunas páginas impresas en la impresora de Diego. Él mira alrededor buscando alguna pista que le indique en dónde podría estar Diego.  Después de leerlas, él dice:¨Tienes que estar bromeando¨.

 


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.